Sabino Arana, artículo publicado en El País copiar el enlace en el buscador, no he podido vincular el texto
http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Sabino/Arana/cien/anos/Euzkadi/

TEMA 11.1.
Ley que prohibe la importación de libros revolucionarios julio 1792
Tratado de Fontainebleau 1807
Explicación de Carlos IV a la entrada del ejército francés en la Península marzo 1808
Abdicaciones de Bayona 1808
Declaración de la Junta de Sevilla junio 1808

TEMA 11.3
Textos comentados en clase:Tratado de Valençay, Manifiesto de los persas, Decreto de Valencia 1814

Fragmento de la PROCLAMA del 1 de Enero de 1820 del entonces Teniente Coronel del Regimiento Asturias nº 26, D. RAFAEL DEL RIEGO, a favor de la Constitución de 1812.

"Soldados, (…) yo no podía consentir, como jefe vuestro, que se os alejase de vuestra patria, en unos buques podridos, para llevaros a hacer una guerra injusta al Nuevo Mundo; ni que seos compeliese a abandonar vuestros padres y hermanos, dejándolos sumidos en la miseria y la opresión. Vosotros debéis a aquellos la vida, y, por tanto, es de vuestra obligación y agradecimiento el prolongársela, sosteniéndolos en la ancianidad; y aun también, si fuese necesario, el sacrificar las vuestras para romperles las cadenas que los tienen oprimidos desde el año 14. Un rey absoluto, a su antojo y albedrío, les impone contribuciones y gabelas que no pueden soportar; los veja, los oprime y, por último, como colmo de desgracias, os arrebata a vosotros, sus caros hijos, para sacrificaros a su orgullo ambición. sí, a vosotros os arrebatan del paterno seno para que en lejanos y opuestos climas vayáis a sostener una guerra inútil, que podría fácilmente terminarse con sólo reintegrar sus derechos a la Nación española. La Constitución, sí, la constitución basta para apaciguar a nuestros hermanos de América"

Manifiesto de Riego, 1820


El 10 DE Marzo de 1820, admitido el triunfo del movimiento liberal iniciado con el pronunciamiento de Riego, el rey FERNANDO VII ACATA LA CONSTITUCIÓN DE CÁDIZ DE 1812:

“He oído vuestros votos, y cual tierno Padre he condescendido a lo que mis hijos reputan conducente
a su felicidad. He jurado esa Constitución por la cual suspirabais, y seré siempre su más firme apoyo.
Ya he tomado las medidas oportunas para la propia convocatoria de las Cortes. En ellas, reunido con vuestros Representantes, me gozaré de concurrir a la grande obra de la prosperidad nacional.
Españoles: vuestra gloria es la única que mi corazón ambiciona. Mi alma no apetece sino veros en torno a mi trono unidos, pacíficos y dichosos. Confiad, pues, en vuestro rey, que os habla con la efusión sincera que le inspiran las circunstancias en os halláis y el sentimiento íntimo de los altos deberes que le impuso la Providencia (...). Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional; y mostrando a la Europa un modelo de sabiduría, orden y perfecta moderación en una crisis que en otras naciones ha sido acompañada de lágrimas y desgracias, hagamos admirar y reverenciar el nombre español, al mismo tiempo que labramos por siglos nuestra felicidad y nuestra gloria”.

Tema 12. 2. Isabel II Las Regencias

Estatuto Real 1834

Constitución de 1837:

Constitución 1845

Constitución 1869.doc

Constitución 1876.doc